image0

Un vino, una historia.

¿Existe acaso algo más propio que la cordillera? Casi todos los chilenos acostumbramos a orientarnos con solo ver este coloso de montañas; no por nada  llamado la espina dorsal de Latino América. Así de propio lo sintió el enólogo Felipe Uribe, quien viene vinificando viñedos de altura desde antiguos proyectos en los que trabajó como “William Fevre o De Martino”, por eso y con mucha experiencia en viticultura de altura, realiza este proyecto familiar que intenta plasmar los andes en la botella, con uva proveniente de Alcohuaz en el Valle del Elqui y el cerro El Morado en el Valle del Maipo. Un tinto elegante, fresco y mineral que nos muestra las bondades de nuestra cordillera. ⠀

2016 | Mezcla Tinta | Andes | Andes Plateau | 700

Agregar Comentario

Los campos marcados con * son requeridos